La selección de una buena compañía de seguros

Existe una innumerable cantidad de compañías de seguros ofreciendo sus productos en estado, país, región y a nivel mundial. Muchas de ellas pertenecen a un mismo grupo de empresas por lo que no compiten entre ellas mismas. De tal forma, ofrecen en grupo sus productos utilizando diferentes canales de distribución. De esta manera, alcanzan con más eficiencia los requerimientos que hayan sido regulados por cada estado, nación o región. Igualmente, con esta práctica pueden lograr otros objetivos organizacionales. Básicamente, a estas agrupaciones de empresas se les llama consorcios.

¿Por qué es importante considerar este aspecto al momento de escoger una buena compañía de seguros?

Porque no todas las compañías aseguradoras o grupos de éstas, cuentan con la permisología o licencia para operar en cada lugar. En consecuencia, deben comprarse seguros a empresas que hayan sido autorizadas por la jurisdicción del estado o país. Así, contará con la institución gubernamental que regula la actividad aseguradora, en caso de algún inconveniente con dicha compañía. Por ejemplo, si la compañía resulta insolvente, los fondos de garantía establecidos por el estado, solamente cubrirán a los asegurados por compañías autorizadas.

De este modo, para escoger la compañía debe verificarse primero que esté autorizada para operar en cualquier estado del país. Por lo que, debe contactarse con el departamento de seguros del país, para constatar el debido registro y licencia de la empresa. Adicionalmente, también es importante considerar los siguientes aspectos cuando se va hacer la selección de una compañía de seguros:

a. La solidez financiera.

Es muy importante asegurarse que la empresa de seguros posea los recursos para cumplir sus promesas. Por tanto, se sugiere comprar pólizas a una empresa con solidez financiera comprobable. Especialmente, si es una empresa respaldada por un reconocido y fuerte consorcio internacional, patrocinada por reaseguradoras. En este sentido, existe información pública de fácil acceso, por ejemplo las calificaciones que recientemente fueron emitidas por la firma Stándard&Poor’s.

b. El producto o la línea de productos.

Son muchas las compañías que ofrecen una gama muy amplia de pólizas con sus respectivos productos. Por tanto, es importante escoger la que satisfaga los requerimientos de la persona o empresa que aspiran comprar el seguro. Por lo que, el diseño de las pólizas se hace con el fin primordial de satisfacer las distintas necesidades del asegurado. De esta manera, las aseguradoras se esmeran en ofrecer productos innovadores a sus clientes.

¿Qué se recomienda?

Se aconseja hacer una lista particular o personal de las necesidades actuales. De hecho, esto le garantizará una elección adecuada de la compañía cuyos productos estén ajustados a esos requerimientos.

También se sugiere plantearse las siguientes interrogantes:
¿La empresa aseguradora es especialista en el área de cobertura que se requiere?
¿Esa empresa otorga la cobertura de seguro adecuada para las necesidades planteadas?

c. La prima o precio.

El monto que se paga a la compañía por la póliza y todos sus beneficios, es lo que se denomina prima. De esta forma, el monto de la prima variará significativamente entre aseguradoras, dependiendo de los beneficios que otorgue al asegurado. Básicamente, esta variación ocurre porque unas empresas ofrecen atributos superiores a otras, o porque unas cobran más por igual cobertura.

De esta manera, el principal paso al comparar pólizas consiste en confrontar planes que sean similares, basándose en los siguientes elementos:

  • El tipo de póliza y sus características.
  • El monto del seguro que se está comprando, es decir la cobertura.
  • En el caso de los seguros de vida, el elemento que más determina el monto de la prima es la edad.

Principalmente debe analizarse si la prima de póliza es rentable en comparación con las compañías de seguros similares. Igualmente, es importante indagar el monto del deducible, que consiste en una porción que del siniestro debe cubrir el asegurado. Esencialmente, este deducible es asumido al momento de hacer uso de la póliza o reclamar algún beneficio acordado en las condiciones.

d. Solicitar a la compañía el servicio al cliente.

Los proveedores de seguros, por lo general, cuentan con personal y representantes muy bien informados y capacitados. De tal manera que, puedan entender las necesidades de los clientes y ofrecer asistencia oportuna. Adicionalmente, ofrecen recursos en línea para que el cliente se informe suficientemente facilitándole la toma de la decisión. De esta forma, utilizan facilidades como información de contacto, redes sociales, página web y chat en tiempo real.

e. La transparencia.

En esta era de economía global y digital, el proceso de decisión debe incluir evaluar la transparencia que ofrece la compañía. Por lo que, debe investigarse en sitios web de acceso libre para conocer las opiniones sobre la compañía de seguros. También, es importante verificar que esa compañía esté libre de algún procedimiento administrativo ante el organismo regulador de la actividad aseguradora. Igualmente, que no esté involucrada en procesos judiciales por demandas de otros asegurados o de otras empresas.

Adicionalmente, en algunos países existen organizaciones dedicadas a recabar información sobre el comportamiento de los proveedores de seguros. Allí podrá consultarse sobre las quejas, reclamos y las posibles resoluciones a las que hayan llegado.

f. Pedir la opinión de expertos.

Son variadas las fuentes de información que pueden recopilarse, lo cual puede abrumar al interesado en contratar un seguro. Por tanto, se recomienda a un asesor profesional, quien puede ayudar a reducir las opciones para tomar la decisión.

g. La identidad de la compañía aseguradora.

Las empresas aseguradoras suelen usar nombres que tienden a ser confusos y a pesar de ser diferentes pueden tener nombres similares. También utilizan en sus nombres palabras que pueden sugerir:

  • Solidez financiera: término usado, Reserva (Reserve).
  • Sofisticación financiera: Banqueros (Bankers).
  • Financiero: Financial.
  • Inversiones: Inversores (Investors).
  • Madurez: ejemplo, Primer (First).
  • Pionero (Pioneer) o Antiguo (Old).
  • Confiabilidad: como Garantía (Assurance).
  • Fiable (Reliable), o Fondo de Inversión (Trust).
  • Imparcialidad: Beneficioso (Beneficial).
  • Equitativo: (Equitable).
  • Gente: (People).
  • Amplitud de operaciones: ejemplo, Continental, Nacional o Internacional.
  • Indicando gobierno o región: tal como Americano, Capital o República.
  • Nombres de personalidades célebres nacionales: tal como, Santander, Bolivar, Jefferson, Franklin o Lincoln.

h. La ética del mercado de seguros.

Existen asociaciones sin fines de lucro que dictan las pautas para promover la conducta ética para el mercado de seguros. Por tanto, muchas empresas adoptan esos códigos y principios, siendo importante verificar si la compañía está adherida a los mismos.

Resumiendo todo lo antes expuesto, es bien claro que se debe ser cuidadoso para tomar la decisión y seleccionar la compañía de seguros que represente la mejor opción. En cualquier caso, considere evaluar todos los aspectos ya enumerados. De hecho, la persona o empresa que busca comprar un seguro, debe considerar que la compañía tiene interés captarlo como cliente. Por lo tanto, merece recibir el mejor trato y la mejor oferta si quieren que haga negocios con una de ellas.

La selección de una buena compañía de seguros