Seguro de Ingeniería

En el ámbito de la ingeniería y especialmente en la construcción de edificios y obrasen, existen riesgos inherentes o propios de la actividad. Por ejemplo, las referidas al montaje, funcionamiento o pruebas de máquinas, equipos y herramientas. De esta forma, el seguro de ingeniería cubre a promotores, propietarios y compradores de edificios, de los riesgos de accidentes en dicho sector. Igualmente, cubre estos riesgos en obras y edificios civiles que ya existen con defectos constructivos y en las nuevas.

Cobertura del seguro de ingeniería.

La cobertura del seguro de ingeniería ampara a la obra, la maquinaria y al equipo de construcción. Igualmente, incluye responsabilidad civil por daños causados a personas o cosas, así como los ocasionados involuntariamente a terceros. Todos estos daños derivados del proyecto de construcción. Adicionalmente, con este seguro puede incluirse la posible pérdida de beneficios, producida por retraso en el inicio de la obra. En particular, si dicho retraso es producto de un daño material en la obra y que además esté cubierta por el seguro.

En algunos países existen legislaciones en materia de construcción, que exigen a promotores y constructores la garantía decenal. Esto es, que debe contar con un seguro de ingeniería que cubra los daños que en ocasión de la obra causen a sus adquirientes. De tal manera, que dicha garantía debe tener una cobertura por diez años contados una vez entregada la construcción a sus propietarios finales. De esta forma, se garantizan los daños materiales en ocasión de desperfectos que tengan su origen en la propia estructura del edificio. En particular, no importa si la construcción es de uso público, residencia, industrial o comercial.

Tipos de seguro de ingeniería.

a) Seguro contra averías de maquinarias.

El objetivo de este seguro consiste en cubrir al asegurado de accidentes o daños previstos en los equipos que hayan sido incluidos en la póliza. Por ejemplo, aire acondicionado, compresores de aire, bombas de agua, calderas, plantas eléctricas, entre otros. Por esta razón, debe agregarse a la póliza una lista detallada con toda la maquinaria asegurada con sus características técnicas.

Las principales coberturas de este seguro de ingeniería contra avería de maquinarias, son:

  • Los defectos de diseño, de los materiales o de la fabricación.
  • Las roturas por fuerzas centrífugas.
  • Los accidentes ocurridos durante la jornada de trabajo debido a: desperfectos en las medidas de prevención, aflojamiento y malos ajustes.
  • Los daños ocasionados por cortocircuito, por exceso de voltaje o fluido eléctrico.
  • El exceso de presión en las calderas o la falta de agua en las mismas.
  • Los daños generados por fenómenos atmosféricos, así como por las lluvias o incendios.
  • La falta de lubricación en maquinarias, equipos y herramientas de construcción.Los daños derivados de la ignorancia, negligencia o indebido manejo por parte de los trabajadores en la obra.

b) Seguro a todo riesgo para equipos electrónicos.

En las construcciones suelen utilizarse algunos equipos o accesorios electrónicos que soportan la actividad de ingeniería. Igualmente, este tipo de equipos pueden estar formando parte de la obra que se construye. Por ejemplo, centrales telefónicas, computadoras, facsímiles, equipos de fotocopiado y computadoras. Por tanto, el seguro de ingeniería a todo riesgo para estos equipos, cubre al propietario de ciertos daños que éstos puedan sufrir.

Este seguro puede cubrir las siguientes eventualidades que afecten los equipos electrónicos:

  • Los defectos causados por errores de construcción, defectos del material o fallas de montaje.
  • El robo del equipo, es decir, la sustracción ilegítima con uso de la violencia por parte del perpetrador del delito.
  • Los daños que ocurran en ocasión de fenómenos atmosféricos, tales como rayos, inundación, incendio, explosión, implosión y humedad.
  • Los daños ocasionados con motivo de errores en el uso o el descuido.
  • Los daños provocados a los equipos por cortocircuitos o arcos voltaicos.

c) Seguro a todo riesgo para equipos contratistas.

Esta modalidad del seguro de ingeniería, el asegurado es amparado ante la posible avería o pérdida de sus máquinas y equipos. Además, cubre parte de la construcción y montaje, tales como talleres temporales, barracas, campamentos y equipo móvil de construcción. En particular, este tipo de póliza facilita al cliente el poder asegurar todos los riesgos para el equipo que él desee.

d) Seguro a todo riesgo en construcción.

El seguro de todo riesgo en construcción es muy amplio, ya que le permite al cliente asegurar toda la variedad de obras que desee. Así tenemos:

  • Edificios: establecimientos comerciales e industriales, galpones, viviendas.
  • Carreteras y caminos.
  • Naves industriales.
  • Presas y canales de riego.
  • Puentes y viaductos.
  • Puertos y aeropuertos.
  • Otros más.

Principales coberturas que ofrece este seguro:

  • Los daños causados por deslizamientos de tierra.
  • Los daños producidos por fenómenos atmosféricos, incluyendo tempestades, huracanes, terremotos, inundaciones e incendios.
  • Los daños en obras civiles en ocasión de una explosión.

e) Seguro a todo riesgo de montaje.

Cuando el promotor o constructor de la obra se encuentra en la fase de montaje, necesita asegurar el mismo. Por tanto, esta póliza ofrece la cobertura del correcto montaje de cualquier equipo, fábrica o proceso. De esta manera, garantiza los riesgos en las actividades de acoplamiento o ensambladura mientras se desarrolla la construcción.

Entre sus principales coberturas se incluyen:

  • Los daños en obras civiles en ocasión de una explosión.
  • Los daños producidos por deslizamientos de tierra.
  • Los daños producidos por fenómenos atmosféricos, incluyendo tempestades, huracanes, terremotos, inundaciones e incendios.

Elementos y características del seguro de ingeniería.

a. ¿Quién puede contratar el seguro?

Son varias las entidades y/o personas que pueden contratar este seguro, pudiendo estar todos incluidos en la misma póliza. Sin embargo, con el objeto de evitar diferencias en la cobertura, se recomienda que la misma sea emitida a favor de todos los interesados o involucrados. Así se mencionan:

  • El dueño o propietario de la obra.
  • Los diferentes contratistas que trabajan en el proyecto de construcción.
  • Todos los demás sub contratistas que participen.

b. ¿Cuáles son las construcciones que pueden asegurarse?

Las construcciones que pueden ser objeto de este seguro son todas aquellas que se desarrollen sobre la tierra. Por ejemplo:

  • Edificios varios, casas, teatros, viviendas, hangares, naves de fábrica o industriales, presas, canales de riego, otros.
  • Carreteras, puentes, viaductos, vías férreas, autopistas, puertos, aeropuertos, pistas de aterrizaje, entre otros.

c. ¿Cuál es el tiempo de cobertura?

Respetando los tiempos de vigencia de la póliza, pueden observarse dos escenarios en los que inicia la responsabilidad de la empresa aseguradora. El primero, desde el momento en que todos los bienes asegurados o porción de ellos sean colocados en el lugar de la obra. El segundo escenario, cuando empiezan los trabajos propios de la construcción. En cualquier caso, la cobertura empieza con lo primero que ocurra, culminando con la aceptación por parte del adquiriente o dueño.

¿Qué ocurre si la construcción no termina en el plazo convenido?

En el supuesto de este escenario, debiendo prolongar los trabajos de construcción, el asegurador cobrará una prima adicional por el tiempo de cobertura extraordinaria.

d. ¿Qué elementos determinan la suma asegurada?

  • Primeramente, la suma será igual a la prevista en el contrato de construcción. También, se incluye el valor de los materiales y demás elementos de la construcción.
  • De igual forma, puede adicionarse el valor de los equipos del contratista, así como el de los otros equipos utilizados para el montaje.
  • Igualmente, se agrega el valor de las máquinas de construcción que se aseguran al valor de reposición o de nuevo equipo.

Como puede apreciarse en la exposición anterior, el seguro de ingeniería garantiza la protección ante los daños al patrimonio producto de accidentes. De esta forma, se incluyen los generados por fuerzas naturales, actuaciones del hombre, acción de diferentes cosas, excluyendo el desgaste natural.

Indudablemente, el seguro de ingeniería es muy importante para los promotores o constructores de la obra, así como para sus adquirientes. Por tanto, es necesario garantizar la protección de todo riesgo durante la vigencia de la obra en construcción. Especialmente, durante el período de ejecución, la puesta en marcha y el mantenimiento. Igualmente, la protección contra averías de maquinarias y equipos de construcción y electrónicos. Además, del saneamiento decenal (garantía por diez años), después de culminada y entregada la obra al propietario o adquiriente.

 

InterHelper - El Seguro de Ingeniería