Seguro Multirriesgo

Como las personas, comercios e industrias están expuestos a varios riesgos importantes a la vez, las aseguradoras ofrecen el llamado seguro multirriesgo. De esta forma destaca el multirriesgo de hogar, aunque existen otros más como el industrial y el de comercios. También, aplica para comunidades de vecinos (copropietarios o condominios), pequeñas y medianas empresas (PYMEs), entre otros. Por tanto, un seguro multirriesgo es aquel utilizado por dueños de viviendas, comercios o industrias para protegerse ante una diversidad de riesgos. En particular, si éstos pueden afectar sus propiedades, incluyendo posibles daños a terceros.

Seguro multirriesgo de hogar.

Dentro de estos seguros el de hogar es el más común, existiendo en este campo muchos productos en variadas ramas del seguro. De tal manera, que esta modalidad de seguro contempla coberturas contra accidentes que suelen ser normales en un hogar.

Se trata entonces, de un seguro de hogar mucho más amplio que, sumado a las coberturas básicas, brinda garantías adicionales para una mayor tranquilidad. Por consiguiente, el seguro multirriesgo de hogar se ha convertido en uno de los que más contratan los propietarios de viviendas. Especialmente, porque con este tipo de póliza se tiene acceso a más garantías y coberturas que un seguro de hogar pueda ofrecer.

Daños cubiertos por el seguro multirriesgo de hogar.

Este seguro suele amparar daños ocasionados por:

  • Incendio.
  • Explosión.
  • Humo.
  • Percances eléctricos causados por cortocircuitos y efectos de cambios de tensión eléctrica.
  • Retiro de escombros.
  • Gastos de demolición.
  • Robo o intento de robo.
  • Atracos fuera de la vivienda.
  • Accidentes domésticos.
  • Rotura de cañerías.
  • Daños por agua, inundaciones.
  • Daños por choque de vehículos o caída de aeronaves.
  • Gastos producidos por el equipo de salvamento en ocasión de un incendio.
  • Inhabitabilidad de la vivienda.
  • Daños por detonaciones acústicas.
  • El traslado temporal del contenido y su almacenamiento.
  • Pérdida por concepto de alquileres.

Las pólizas deben dejar claro y expreso si proporcionan otra vivienda en caso de siniestro de la asegurada y resultar inhabitable. Igualmente, si no la proporcionan, establecer si corren con los gastos de alojamiento en una vivienda alquilada o en un hotel.

Coberturas del seguro multirriesgo de hogar.

Son tres las coberturas básicas que proporciona este seguro:

1. El contenido.

Comprende los elementos que comúnmente figuran dentro de la vivienda, tales como electrodomésticos, joyas, muebles, lencería, otros. En particular, por su variedad se han establecidos tres segmentos o grupos:

a. El contenido básicos, que abarca los electrodomésticos, muebles y otros afines.
b. Las joyas, debiendo ser declaradas.
c. Objetos de gran valor. Son aquellos que superan el valor que la empresa aseguradora tenga estipulado para esos bienes. Por tanto, deben estar sujetos a tasación para establecer su valor real actual. En consecuencia, el valor de la prima puede aumentar por este concepto.

2. La estructura.

Llamada también continente, comprende la estructura de la vivienda en su totalidad. Por ejemplo, techos, suelos, paredes, muros e instalaciones fijas como agua, gas y calefacción. Además, deben incluirse otras construcciones que se encuentren dentro del perímetro del terreno de la vivienda. Así tenemos, el garaje, área de depósito o trastero, piscina, otros.

3. La responsabilidad civil.

Incluye las indemnizaciones a que haya lugar en ocasión de los daños que se causen a terceros. Por ejemplo, que un grifo haya quedado abierto causando filtraciones de agua o inundaciones a un vecino.

También, puede estar incluida la defensa jurídica del asegurado, especialmente por las reclamaciones que puedan surgir de terceros que hayan sido agraviados.

Seguro multirriesgo de comercios.

Los comercios, al igual que las personas, están expuestas a una serie de riesgos que pueden afectar su patrimonio. Por tanto, la mejor opción es la de contratar una póliza integral adaptada a las necesidades reales de cada empresa. En consecuencia, las empresas aseguradoras ofrecen el multirriesgo de comercios.

Coberturas del seguro multirriesgo de comercios.

1. Incendio.

Similar al multirriesgo de hogar, se plantean dos clases de cobertura para atender este riesgo, pudiendo cubrir el edificio o el contenido del mismo. En el primer caso, la aseguradora indemniza por daños en las estructuras o edificaciones. Mientras que, en el segundo caso, resarce por daños materiales causados por el fuego a los bienes asegurados. Ejemplo de contenido, las mercaderías, maquinarias menores del negocio, suministros, mobiliarios y otros efectos propios de la actividad del asegurado.

2. Robo y asalto.

Las compañías aseguradoras procuran amparar las consecuencias derivadas del robo de los bienes asegurados. Por ejemplo, de muebles, maquinarias y demás bienes declarados y que, además se encuentren físicamente en el lugar que especifica la póliza. Por otra parte, las empresas de seguro suelen excluir el hurto de las coberturas que ofrece.

3. Daños a vidrios y cristales.

En las empresas o comercios suelen ocurrir accidentes que ocasionan la pérdida o daños materiales de los cristales o vidrios. Por lo que, este seguro multirriesgo cubre los mismos indemnizando pagando un capital o reponiendo los vidrios especificados en el contrato. En este caso, se incluyen vidrios, cristales o espejos.

4. Equipos electrónicos.

Las empresas para desarrollar sus actividades utilizan equipos electrónicos y con esta cobertura, pueden protegerse de daños físicos a los mismos. En particular, se plantean dos requisitos básicos. El primero, que estén físicamente en el establecimiento asegurado y, segundo, que debe notificarse a la aseguradora sobre cualquier cambio de ellos.

5. Responsabilidad civil.

Normalmente, en cualquier compañía o negocio es difícil poder controlar todo y menos aún ante eventos que perjudiquen a terceras personas. De esta forma, con esta cobertura se indemniza al negocio asegurado por daños a terceros causados por el ejercicio de sus actividades.

Seguro multirriesgo industrial.

Realmente es una variante del multirriesgo de empresas o comercios con unas características muy particulares en el ramo de industrias. Básicamente, las garantías y coberturas de ambas son las mismas. En particular, este seguro agrega otras garantías específicas tales como averías en las maquinarias de uso industrial.

Esencialmente, existen dos tipos de de seguro multirriesgo para empresas e industrias, dependiendo de la actividad que se desarrolla en la instalación a asegurar. De esta forma, se mencionan:

a. La póliza básica. Es la adecuada para actividades más sencillas, por lo que en el establecimiento no se realizan actividades a nivel industrial. Básicamente, se dedican a la comercialización de bienes y servicios. De hecho, esta es la seguro multirriesgo que aplica a hogar, comunidades y comercios.

b. La póliza completa o industrial. En este caso califican las empresas que en sus instalaciones realizan actividades de fabricación, elaboración o transformación. Por ejemplo, manufactura, fabricación o transformación de mercancías o productos. Por tanto, existirán tantas pólizas de seguro multirriesgo combinadas, como actividades industriales o empresariales hayan en el mercado.
Seguro multirriesgo para comunidad de vecinos.

Vivir en condominios o comunidad de vecinos copropietarios produce gastos resultantes de su mantenimiento, desperfectos o cualquier accidente. Por tanto, sus miembros deben pagar equitativamente dichos gastos. Por esta razón, para minimizar los probables problemas entre vecinos, se recomienda un seguro que cubra el total del patrimonio del grupo. De esta manera, un seguro multirriesgo puede incluirse en las cuotas de condominio o sociedad, y variará de acuerdo con los intereses y necesidades de cada comunidad.

Esta modalidad de seguro es muy utilizada en España, siendo obligatoria en dos ciudades, Madrid y Valencia. En consecuencia, el estado exige a los condominios contar con una póliza que al menos cubra incendios y posibles daños a terceros. Sin embargo, ya para el año 2013 este tipo de seguro alcanzó tal auge, hasta el punto que cerca de un millón de condominios ya lo habían contratado.

Las personas, comercios, industrias y comunidades de vecinos que desean contratar un seguro multirriesgo, deben evaluar cuáles son sus reales necesidades e intereses. En particular, la variedad de pólizas para cubrir riesgos particulares por separado pueden resultar muy costosas, al momento de sumarlas todas. Por tanto, se recomienda que si se han adquirido ciertas pólizas, debe evitarse la duplicidad de coberturas al momento de suscribir el seguro multirriesgo.

InterHelper - Seguro Multirriesgo